Etiquetas

jueves, 17 de marzo de 2011

Cristina

Ella es mi prima, por lo que tenemos un vínculo especial, no es de hermanas, ni de amigas, es una mezcla. Nacimos casi el mismo año, ella junto a su hermano mellizo, hemos crecido juntas, con ella siempre me escondía a contarle secretos en cualquier lugar para que nadie nos oyese juntas aprendimos a nadar, a andar, a montar en bici, a abandonar el chupete, los ruedines y el tricíclo y muchas más cosas así.
A ella la quiero como a una hermana, con ella hablo casi todos los días de mi vida, las dos estamos en la misma situación, padres separados, nuevas en el nuevo ciclo de estudios, juntas hemos pasado muchos días especiales, a nosotras siempre nos han regalado lo mismo, ya que de chicas eramos iguales.
Ahora seguimos siendo casi iguales, solo que con diferencia de edad y de amigos debido a la diferencia de lugares en los que vivimos.
Con ella me colaba en el taller de mi abuelo a robarle cachitos de madera tornillos o clavos y un martillo y con eso eramos capaces de estar felices toda la tarde, también le quitábamos los materiales de dibujo a nuestro tío abuelo y el decía que pitábamos muy bien y que no le habíamos hecho nada malo a sus materiales aunque estuviesen hechos añicos, el con vernos felices estaba alegre.
Una de las cosas más importantes ha sido las noches en el salón de los abuelos viendo Grand Prix en la tele o quejando nos de la abuela por poner Donde estas Corazón, y cuando le cogíamos el teléfono para hacer llamadas que a nosotras nos hacía mucha gracia pero no a las personas a las que llamábamos ni a la abuela con las facturas de teléfonos de Madrid y Barcelona.
Porque gracias a ser mi prima he conocido a Cristina, una de las personas más cariñosas y agradables del mundo. Te Quiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario